¼ Kg. de pan rallado
¼ Kg. de harina
¼ Kg. de azúcar negra
Media nuez moscada
1 cucharadita de canela
5 clavos de olor machacados
½ cucharadita de sal
½ cucharada sopera de Polvo Royal
1 limón grande rallado
125 gramos de nueces peladas
125 gramos de almendras
125 gramos de avellanas
125 gramos de pasas sultanas
125 gramos de pasas con semilla
125 gramos de pasas sin semilla
125 gramos de fruta abrillantada con cáscara
5 ciruelas tiernizadas cortadas
350 gramos de manteca
5 huevos enteros
Jugo de un limón
1 copa de whisky (“whiskey” en irlandés)


Unir los ingredientes secos.
Luego, ir agregando el resto.
Añadir los huevos, uno por uno, revolviendo la mezcla. Revolver mucho.
(Dejar descansar un día y medio en verano y tres días en invierno.)
Cocinar en latas (tipo durazno) enmantecadas.
Llenar hasta las ¾ partes del envase. Cubrir con papel manteca y un pedazo de tela.
Atar fuertemente con un piolín y cocinar en baño de María.
(Una lata de duraznos tarda casi tres horas en cocinarse.)
Al servir, bañar con whisky (en irlandés “whiskey”) y flambear.
(Comer recién cuando se apaga porque quema...)